salud bucal y masticación

Salud bucal: Cómo cuidarla a través de la alimentación

Seguramente ya sepas que el azúcar es el gran enemigo de la salud bucal y al mismo tiempo, el mejor amigo de la caries. Esto está muy bien, pero hoy vamos a ir un paso más allá. En este post vas a descubrir mucho más sobre la relación que existe entre la alimentación y la salud bucal.

Masticación, salud para la boca

La masticación nos ayuda a cuidar la salud bucal en particular, y en general, toda nuestra salud. Los músculos masticatorios están relacionados con la cara, cuello, cráneo… Masticar de manera energética es fundamental, sobre todo en edades tempranas para el desarrollo craneofacial simétrico.

Vivimos en una sociedad donde engullimos más de lo que masticamos. Nuestra alimentación está basada en comida muy blanda, procesada y en muchas ocasiones prácticamente triturada. Sin embargo, nuestros dientes, músculos y huesos necesitan ejercicio. Por eso, debemos darles los estímulos que necesitan. Esto se consigue a través de una masticación en la que realmente tengamos que hacer esfuerzo.

No se trata de comer pan de hace dos meses o alimentos tan duros como una roca. Pero sí comer comida real. Por ejemplo, los frutos secos tienen una dureza adecuada para ejercitar la masticación, verduras crudas como la zanahoria o frutas como la manzana también. Como ves, no es tan complicado.

¿Qué tipo de alimentos contribuyen a mantener una buena salud bucal?

Una dieta rica en vitamina A ayuda a tener buena salud bucal:

  • Ayuda a mantener las mucosas sanas y el flujo salivar.
  • Contribuye en el cuidado de las encías y en los casos de patologías de encías favorece la recuperación.
  • Aumenta la inmunidad de los dientes frente a la caries.

La vitamina A la podemos encontrar, sobre todo, en frutas y verduras: Zanahoria, brócoli, batata, mango, albaricoque, melón…

El queso, por su parte, nos ayuda a prevenir caries y también en la higiene. Esto no quiere decir que puedas sustituir el cepillado por queso, no. Pero sí es cierto que el queso limpia los dientes y la boca, y cuando estamos fuera de casa, terminar las comidas con queso es mejor que terminarla con un dulce.

Esto se debe a que el ácido láctico ayuda a eliminar bacterias y, en consecuencia, prevenir la caries. Por otro lado, los quesos curados o con cierta dureza, facilitan la eliminación de restos de comida entre los dientes.

salud bucal y microbiota

Microbiota y salud bucal

La microbiota oral es el conjunto de microorganismos que habitan en nuestra boca. Formando parte así del ecosistema bucal. Un desequilibrio en la microbiota oral podría desembocar en caries o periodontitis y también afectar en el rendimiento deportivo según muestran los últimos estudios en la materia.

¿Puede la alimentación ayudarnos a mantener una microbiota equilibrada? Por supuesto que sí. Aquí tienes una lista de consejos prácticos:

  • Introduce mucha fruta en tu dieta diaria. Sin límites, la fruta contiene muchos nutrientes que ayudarán a mantener tus dientes sanos y la microbiota equilibrada.
  • Controla el consumo de carnes rojas y embutidos: Si bien es cierto que las carnes y embutidos contienen proteínas, son más saludables las proteínas que puedas encontrar en legumbres o frutos secos.
  • Asegúrate de tomar cereales integrales en tu dieta: Panes 100% integral, quinoa, pasta integral, etc.
  • Vigila la ingesta de azúcares y grasas saturadas: A nadie le amarga un dulce, bien cierto. Sin embargo, el abuso puede traer consecuencias que posiblemente, amarguen a tu salud.
  • Consume alimentos fermentados: Procura tomar Kefir, yogur o skyr cada día y mantendrás la diversidad de tu ecosistema bucal sano.

Y, en general, se trata de comer más comida real y no procesada. La mayor parte de lo que echamos en la cesta de la compra son productos, y no alimentos. Intenta darle la vuelta y comprar más alimento y menos producto.

Las bebidas como batidos, zumos y refrescos también influyen en tu salud bucal

Si unas líneas atrás hablábamos de alimentos que favorecen la microbiota, también debemos contarte que las bebidas carbonatadas y azucaradas son desfavorables para mantener una buena microbiota.

En cuanto a los dientes, los ácidos de este tipo de bebidas desmineralizan los dientes y fomentan la aparición de caries.  Y es que, cuando los dientes se exponen al ácido, estos se ablandan a medida que el ácido se va disolviendo en la boca.

La cosa es aún más seria si hablamos de la ingesta de este tipo de bebidas a través de pajita. En cada absorción el azúcar entra en contacto directo con los dientes y se instala en ellos.

Como ves, . Cuidar la alimentación forma parte de la visión de odontología preventiva que tenemos Los sin aparatos.

Si te ha quedado alguna duda al respecto, siéntete libre de escribir un comentario. ¡Te leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.